• Home
  •  / 
  • Blog
  •  / 
  • ¿Es seguro el CBD? Esto dice la Organización Mundial de la Salud

¿Es seguro el CBD? Esto dice la Organización Mundial de la Salud

Luis Prieto Escrito por Luis Prieto
febrero 1, 2019

La Organización Mundial de la Salud (OMS) es un organismo internacional que se ocupa de la salud pública. Como agencia de las Naciones Unidas, es la autoridad de referencia en cualquier tema relacionado con la salud pública, y por eso se suele acudir a la OMS para buscar consejo e información de seguridad en esta materia.

La misión de la OMS es «construir un futuro mejor y más saludable para las personas de todo el mundo», tratando de combatir las enfermedades y de controlar las preocupaciones para la salud pública. Como puedes imaginar, se trata de un trabajo arduo y por eso esta organización es tan importante.

El Comité de Expertos en Farmacodependencia (ECDD) de la Organización Mundial de la Salud está formado por un grupo de expertos independientes en el ámbito de los fármacos y los medicamentos. Se reúnen con frecuencia para hablar de ciertos asuntos relacionados, y uno de los temas de conversación más reciente ha sido el cannabidiol (CBD).

En noviembre de 2018, el ECDD se reunió en Génova para debatir sobre la clasificación del CBD en el Grupo 1 y decidir si seguía siendo apropiado ese estatus. En el Grupo 1 se incluyen drogas que tienen un alto potencial de abuso y ningún beneficio médico. El CBD está atrayendo una gran atención, y mucha gente, tanto aficionados como expertos, sugieren que esta clasificación es incorrecta. ¿Qué dice la Organización Mundial de la Salud de todo esto?

Lo más importante: ¿qué es el CBD?

Quizá ya conozcas esta información, pero a lo mejor no sabes qué es el CBD y por qué mucha gente lo consume. El CBD o cannabidiol es una de las sustancias químicas activas (los cannabinoides) presente en la planta de cannabis. Con frecuencia la gente se asusta al oír hablar de cannabis por la mala reputación que se le ha dado a esta planta, pero el CBD es solo una de las sustancias del cannabis y no es la que provoca efectos psicoactivos. Los usuarios de la marihuana recreativa no fuman la planta por su CBD, sino por su THC, sustancia que sí que posee propiedades psicoactivas.

Por la ausencia de esas propiedades intoxicantes, el CBD es cada vez más popular. Aunque todavía no se ha estudiado lo suficiente, se siguen realizando investigaciones sobre los posibles beneficios para la salud del CBD. En la actualidad mucha gente consume CBD como suplemento para la salud, porque puede interactuar con el cuerpo de forma positiva para estimular un funcionamiento del organismo sano, mejorando el bienestar general y manteniendo la homeostasis. O, al menos, esto es lo que afirman los defensores de esta sustancia.

Existe otra escuela de pensamiento que sugiere que el CBD se debe considerar como una droga y que debería ser ilegal únicamente por proceder del cannabis. Como ya sabrás, en España el cannabis es ilegal y parece que ese estatus no va a cambiar en un futuro próximo.

Pero si el CBD no tiene efectos que alteren la mente, ¿por qué debería condenarse únicamente por la fama de la marihuana? Si realmente puede aportar beneficios para la salud, ¿por qué se debería clasificar como una droga del Grupo 1?

A continuación te contamos qué ha dicho la OMS.

El CBD no es tóxico

La evaluación sobre el CBD que publicó la Organización Mundial de la Salud es un documento bastante largo. Después de identificar la sustancia y explicar su estructura química, entran en detalles muy interesantes.

En términos toxicológicos, descubrieron que el CBD tiene una toxicidad bastante baja. Mencionan que no se han explorado todos sus posibles efectos, pero afirman que no parece tener ningún efecto sobre el desarrollo embrionario ni sobre un buen número de parámetros bioquímicos y fisiológicos, y que además no existen efectos significativos sobre el comportamiento animal excepto en casos de dosis extremadamente elevadas (superior a 150 mg./kg. in vitro o superior a 30 mg./kg. al día durante 90 días en monos).

El informe apunta que el CBD podría tener interacciones menos deseables con algunos fármacos que afectan a la producción de algunas enzimas hepáticas, pero por ahora la OMS no está segura sobre este asunto.

En resumen, es muy poco probable que el CBD tenga efectos tóxicos, lo que significa que es seguro para el consumo humano. En la sección de reacciones adversas en humanos, la OMS afirma que se trata de una sustancia generalmente bien tolerada por humanos y que cuenta con un buen perfil de seguridad.

El CBD no tiene potencial de abuso ni de dependencia

En un estudio realizado con ratones macho, a los sujetos se les inyectaron 0,1, 1 o 3 mg./kg. de CBD o 1, 3 o 10 mg./kg. de THC cada día durante 14 días. Los investigadores se dieron cuenta de que los ratones desarrollaron tolerancia al THC, pero no al CBD en ninguna de las dosis suministradas.

Cabe destacar que no se realizaron estudios sobre la posible dependencia física al CBD, ni en animales ni en humanos. Los estudios con humanos nunca han detectado síndrome de abstinencia ni tolerancia al CBD.

La Oorganización Mundial de la Salud ha declarado que el CBD no tiene potencial de abuso. En un estudio con animales se suministró a ratones macho 5 mg./kg. de CBD y la frecuencia límite requerida para la autoestimulación intracraneal no cambió. Sin embargo, dosis altas de 10 mg./kg. o de 20 mg./kg. elevaron el límite de la actividad reducida por recompensa. Este efecto es lo opuesto a lo que ocurre con la cocaína, la metanfetamina y los opioides, que reducen ese límite. Eso sugiere que el CBD no se comporta como otras drogas que sí que tienen potencial de abuso, y los investigadores también han descubierto que sea cual sea la dosis no se comporta nunca como el THC.

Los estudios con humanos en esta materia son más limitados, pero por ahora indican que todavía no existe potencial de abuso. Un estudio descubrió que el CBD oral por sí solo no produce ningún efecto psicoactivo, cardiovascular o de otro tipo que fuera significativo, lo que quiere decir que no estimula al cuerpo de una forma que pueda dar lugar al abuso.

El veredicto final

Con la información anterior podemos ver que la Organización Mundial de la Salud ha etiquetado al CBD como una sustancia segura, acallando así algunos rumores que lo tachaban de droga peligrosa. El cannabidiol no tiene potencial de abuso y no resulta perjudicial, por lo que han declarado que no debería estar en ninguno de los grupos de clasificación de drogas.

Básicamente, eso quiere decir que el CBD solo se puede considerar como sustancia de Grupo 1 cuando forma parte del cannabis. El CBD por sí solo no está sujeto a controles internacionales, y es cada gobierno el que debe decidir sobre su estado legal. Por si te lo estás preguntando, la compra del aceite de CBD es legal en España siempre que proceda de cáñamo industrial de semillas certificadas y que contenga menos del 0,02% de THC.

Además, la OMS no recomienda el cannabidiol para usos médicos. Creen que son necesarios más estudios e investigaciones sobre los posibles beneficios del aceite de cannabidiol, a pesar de su consideración de que es segura su ingesta como suplemento.

Reflexión final

Probablemente todavía nos quedan cosas por saber acerca del cannabis y del CBD. En junio de 2018 la OMS planteó realizar un informe completo de extractos que contienen exclusivamente CBD. Aunque todavía no se han publicado los resultados, esperamos conocerlos pronto.

Por ahora parece bastante claro que es seguro consumir CBD. No podemos ignorar los informes y las afirmaciones de la Organización Mundial de la Salud, una reconocida autoridad a nivel internacional, que asegura que el CBD se tolera bien y no tiene potencial de abuso. Así que no te asustes cuando veas un producto con CBD en una tienda porque su consumo es totalmente seguro.

  • http://www.who.int/features/qa/cannabidiol/en/