• Home
  •  / 
  • Blog
  •  / 
  • Cómo hacer té con CBD de la forma adecuada

Cómo hacer té con CBD de la forma adecuada

Luis Prieto Escrito por Luis Prieto
febrero 1, 2019

Si alguna vez has probado el aceite de CBD seguramente conoces su distintivo sabor. A muchos consumidores les cambia el gesto de la cara al poner unas gotas de aceite debajo de la lengua debido a su sabor fuerte y terroso que no suele resultar agradable. Por suerte, los aceites y las tinturas sublinguales no son la única forma de ingerir CBD: ahora puedes vapear CBD, aplicarlo de forma tópica a través de una crema o incluso hacer comestibles, incluyendo bebidas como el té. Algunas empresas han empezado a comercializar té con CBD, pero también puedes hacerlo tú mismo en casa.

En este artículo te lo vamos a contar todo sobre el té con CBD, incluyendo sus beneficios, cómo combina con otras formas de consumo, consejos para elegir productos y cómo hacer el mejor té con CBD del mundo. Sigue leyendo para descubrirlo todo.

Qué es el CBD y de dónde procede

Si has dado con esta página porque eres un amante del té pero no has oído hablar del CBD no te preocupes. El cannabidiol, normalmente abreviado como CBD, es una de las sustancias activas presente en la planta de cannabis. Colectivamente esas sustancias se conocen como cannabinoides, y entre ellas se encuentra el THC, que cuenta con propiedades psicoactivas.

El CBD ha ganado popularidad últimamente como suplemento porque se ha sugerido que puede ser muy bueno para mantenerse sano. Para entender por qué es necesario conocer lo que es el sistema endocannabinoide (SEC). Todos los mamíferos cuentan con este sistema en el cuerpo, que está compuesto por endocannabinoides, unas sustancias que creamos nosotros mismos, y por receptores cannabinoides. Existen dos receptores cannabinoides principales conocidos hasta el momento: los CB1 y los CB2. Aunque ambos tipos de receptores se encuentran por todo el cuerpo, el receptor CB1 está más concentrado en el cerebro y en el sistema nervioso.

Cuando algo va mal en el cuerpo, se crean endocannabinoides para estimular a los receptores y que pasen el mensaje por todo el cuerpo para que nos ajustemos a las condiciones externas. De esta forma, el SEC tiene ciertos efectos sobre nuestro humor, la respuesta al dolor, el apetito, el sueño, etc. Por eso es un sistema vital, porque nos mantiene en equilibrio.

Sin embargo, a veces el cuerpo no crea suficientes endocannabinoides. Con la ingesta de CBD podemos estimular la creación de suficientes endocannabinoides para garantizar que todo funcione correctamente y que nos mantengamos en un buen estado de salud.

Por eso tanta gente recurre al uso del aceite de CBD derivado del cáñamo. El CBD no tiene propiedades psicoactivas, así que no provoca los mismos efectos que el THC. Los aceites de CBD deben contener menos de un 0,2% de THC para ser legales en España. Si quieres saber más sobre el aceite de CBD y su procedencia, lee nuestras guías sobre el aceite de CBD y el proceso de fabricación del aceite.

Los beneficios del té con CBD

Si realmente el CBD es tan beneficioso, no hace falta explicar mucho más sobre ese asunto. Pero el té también cuenta con propiedades fantásticas de las que te puedes beneficiar.

En primer lugar, el té es un gran antioxidante. Eso significa que nos ayuda a mantener las células sanas y que nos puede ayudar a tener un aspecto más joven en el futuro. Se ha sugerido que el CBD también posee propiedades antioxidantes, así que una combinación de los dos puede ser la fuente de la eterna juventud. Si es un tema que te preocupa, te recomendamos tomar té blanco ya que está muy poco procesado y por eso cuenta con más propiedades antioxidantes que los tés verdes o negros.

También se ha sugerido que el té puede ayudar a perder peso. Aunque se trata de una idea no confirmada, es probable que el té verde estimule el metabolismo y actúe como laxante cuando se ingiere en grandes cantidades. Los tés pueden estimular el metabolismo gracias a un flavonoide llamado catequina, pero también es posible que te ayude a quemar más calorías por su contenido de cafeína. Lo bueno es que el té contiene mucha menos cafeína que el café, así que es poco probable que te aporte los efectos negativos de la cafeína y simplemente te dé un poco de energía. Al parecer, el CBD también puede estimular el metabolismo, así que un té con CBD puede ser estupendo para perder peso.

Hay una gran variedad de tés con diferentes propiedades dependiendo de los ingredientes que lo conformen. Los tés con lavanda te pueden ayudar a dormir mejor, mientras que el té rooibos puede aliviar los dolores de cabeza y la tensión nerviosa.

Somos expertos en CBD y conocedores de los beneficios del té en combinación con las maravillosas propiedades del CBD. Pero ¿es la mejor forma de tomar CBD?

Té con CBD y otras formas de consumo

Al ingerir cualquier comestible con CBD es importante considerar su biodisponibilidad. Esto se refiere a la proporción y a la eficacia con que una sustancia es utilizada por el cuerpo. Si tomas CBD de forma sublingual, el CBD pasa directamente a la corriente sanguínea a través de los capilares que hay debajo de la lengua, un método rápido y bastante potente. Sin embargo, si se ingiere CBD de manera oral, su biodisponibilidad es menor y los efectos tardan más en producirse.

Por eso es mejor tomar té con CBD que recurrir a otros métodos si buscas una forma agradable y un buen sabor del que puedas disfrutar con cada dosis que ingieras. Si no te importa tomar aceite de CBD sin más añadidos, puedes seguir tomándolo de forma sublingual.

Dicho esto, si eres de aquellos a los que les gusta tomar una taza de té cada mañana, esta podría ser la manera perfecta de introducir el CBD en tu rutina prácticamente sin que te des cuenta.

Elegir el producto con CBD y el té más adecuados

Los comestibles con CBD son cuestión de gustos personales, aunque siempre es aconsejable combinar el CBD con ingredientes beneficiosos para la salud. El té con CBD perfecto debe ser una combinación equilibrada entre sabor y salud.

Puedes comprar té con CBD por internet que ya contiene cannabidiol en la misma bolsita de té. Los fabricantes suelen explicar los beneficios del té en la descripción del producto.

Te aconsejamos que optes por tu té favorito, ya sea verde, blanco, Darjeeling o una tisana afrutada. ¿Sabes que también existe el té de cáñamo? Además de contener CBD, puede aportar los beneficios de toda la planta a través de la cocción de sus hojas.

Hervir unas hojas de cáñamo puede producir un té que es fantástico para el cuerpo. La planta de cáñamo es rica en antioxidantes y contiene CBD, así que obtendrás una bebida natural y orgánica. Se dice que el té de cáñamo tiene un sabor agradable que recuerda a otras infusiones de hierbas, pero lo puedes endulzar a tu gusto con miel o estevia para evitar el azúcar.

Para elegir un producto adecuado con CBD, es mejor optar por un aceite con CBD orgánico obtenido a través de la extracción con CO2. Además, deberías intentar encontrar un aceite de espectro completo ya que contiene mayor variedad de cannabinoides y terpenos y puede ayudar a producir el efecto séquito. Recomendamos elegir un aceite de CBD sin sabor ni aroma para no afectar al sabor del té de una forma desagradable.

Cómo hacer el té con CBD perfecto

Necesitas:

  • Tu té favorito (en bolsita o en hojas sueltas).
  • El aceite de CBD de tu elección.
  • Agua caliente.
  • Leche o mantequilla.
  • Tu taza favorita.
  • Un infusor si eliges té de hojas sueltas.

Pasos:

  1. Hierve la cantidad necesaria de agua.
  2. Pon el té en la taza y vierte el agua. Si utilizas té verde, añade un poco de agua fría primero para que el resultado sea menos amargo. Deja que el té repose durante el tiempo necesario (suele especificarse en el envase) y retira la bolsita o el infusor del agua.
  3. Añade un poco de leche o una cucharadita de mantequilla. El aceite de CBD es hidrófobo, es decir, no se puede mezclar con el agua. Sin embargo, sí que se mezcla con sustancias grasas como los lácteos u otros sustitutos veganos.
  4. Añade unas gotas de aceite de CBD y remueve hasta que esté bien mezclado.
  5. Deja que se enfríe un poco y estará listo para tomar.

Reflexión final sobre el té con CBD

El té con CBD puede ser la forma perfecta de incluir el CBD en tu rutina. Aunque no es el método más habitual de consumir CBD, es ideal para aquellos a los que no les gusta el sabor del aceite de CBD. Si eres un amante del té, infusionar tu bebida caliente favorita con un poco de CBD es una manera fantástica de relajarse y sentirse sano.

Si tienes algún consejo para hacer un buen té con CBD, compártelo con nosotros en los comentarios.