• Home
  •  / 
  • Blog
  •  / 
  • Qué es el THC: la guía completa

Qué es el THC: la guía completa

Cecilia Bianchi Escrito por Cecilia Bianchi
agosto 23, 2019

¿Sabías que actualmente hay más de 100 cannabinoides conocidos por los científicos? ¿Y que casi todos se producen de forma natural en la planta de cannabis? Algunas de estas sustancias se han descubierto hace poco, pero otras se conocen desde hace bastante tiempo. Los cannabinoides más conocidos, y dos de los que seguramente hayas oído hablar, son el cannabidiol (CBD) y el tetrahidrocannabinol (THC). Pero no todo el mundo tiene claro qué efectos produce cada uno. Por eso, en este artículo vamos a aclarar qué es el THC.

A lo largo de su vida, la planta de cannabis produce más de 400 compuestos químicos diferentes. Pero la presencia de una de esas sustancias ha marcado el destino del cannabis durante casi un siglo. Y todo porque esta sustancia interactúa con el cuerpo humano produciendo efectos psicoactivos. Se trata, como habrás adivinado, del THC.

El nombre completo del THC es tetrahidrocannabinol. Es una de las 113 sustancias activas que se encuentran en la planta de cannabis. Pero este cannabinoide es único entre todos los demás debido a su capacidad para producir efectos psicoactivos. Por eso, muchos se preguntan qué es el THC, por qué produce esos efectos, cómo afecta al cuerpo o si el THC es seguro. Te traemos una guía completa sobre esta sustancia.

 

Qué es el THC

El Delta-9-tetrahidrocannabinol es un químico que segregan las glándulas de la planta de cannabis. Suele estar presente en niveles elevados alrededor de los órganos reproductivos, y también en la flor de la planta hembra o en las glándulas de la yema.

Aunque el THC es uno de los más de 100 compuestos químicos (llamados cannabinoides) que se encuentran en la planta de cannabis, es la principal sustancia psicoactiva. Esta sustancia tiene mucha fama por el colocón que produce.

Aunque algunos consumen esta sustancia con fines recreativos, la planta de marihuana utiliza el THC para defenderse de los depredadores naturales, como virus, bacterias y parásitos. Aunque el THC no tiene propiedades antibacterianas en las personas, el CBG (cannabigerol) es un compuesto no psicoactivo del cannabis que sí que aporta dichas propiedades.

El THC tiene la fórmula química C21H3002 y, lo creas o no, es muy similar en estructura y masa molecular al CBD. El THC tiene muchos usos tanto medicinales como recreativos. Se puede utilizar en comestibles, aceites, jarabes, medicamentos y tópicos, incluyendo bálsamos y lociones antiinflamatorios.

 

El THC y el sistema endocannabinoide: cómo actúa

Entender la bioquímica del cannabis es la clave para entender qué es el THC y cómo nos afecta. El SEC es un sistema expansivo de receptores y productos químicos que se unen a esos receptores. Algunos productos solo funcionarán con un receptor específico, mientras que otros funcionan con varios receptores. El cuerpo humano ha evolucionado para producir sus propios productos (cannabinoides endógenos) para esos receptores.

En eso consiste el “subidón de los corredores”. Se trata de un efecto provocado por la anandamida, el producto químico, que se une con los receptores cannabinoides en el sistema nervioso. La anandamida es el equivalente natural de esta sustancia.

Sorprendentemente, la ciencia ha descubierto que los cannabinoides de la planta de cannabis se unen a estos mismos receptores. Son los productos de la naturaleza que encajan en los receptores del ECS.

Cuando consumes cannabis, introduces cannabinoides en el cuerpo y, una vez dentro, se metabolizan y entran en la corriente sanguínea. Después se unen a los receptores CB1 y CB2, que se encuentran en el sistema nervioso central y en el cerebro. Los receptores CB1 están más presentes en el cerebro, mientras que los receptores CB2 se encuentran exclusivamente en las células del sistema inmunitario. Por eso el cannabis tiene usos medicinales significativos además de usos recreativos.

Por qué el THC coloca

Entonces, ¿cómo consigue provocar ese subidón esta sustancia? Todo está relacionado con el SEC y sus receptores. Los receptores CB1 que se encuentran en el cerebro y el sistema nervioso regulan la cognición, la memoria, el movimiento, las percepciones sensoriales e incluso la percepción temporal. Según los estudios, el THC activa funciones que normalmente están reguladas por el SEC, como el apetito, la percepción, la cognición y el estado de ánimo.

Básicamente, es la combinación de todos esos cambios lo que provoca ese efecto que comúnmente se conoce como colocón. Esto también explica por qué el colocón provoca unos efectos únicos en cada persona. Mientras que unos pueden sentirse alegres y enérgicos, puede que otras personas se sientan incómodas.

Cuando se consume THC, pasa a la sangre y llega al cerebro en cuestión de segundos. Esta sustancia imita a los cannabinoides que se producen de forma natural en el cuerpo y se une a los receptores cannabinoides. Afecta al cerebelo, la corteza cerebral y los ganglios basales. Todas estas zonas del cerebro están relacionadas con la coordinación, la concentración, el placer, la memoria, el pensamiento y los movimientos.

La razón por la que el THC afecta a estas áreas mucho más que otros cannabinoides, como el CBD, es su forma. Debido a la estructura molecular específica del THC, se une fácilmente a los neurotransmisores, es decir, a los agentes que pasan la comunicación entre las neuronas. Imita a la anandamida, conocida como la molécula de la felicidad, un cannabinoide natural que se encuentra en el cuerpo.

Una vez que el THC se ha unido a los receptores, hace el mismo papel que la anandamida y estimula las células cerebrales para liberar más dopamina. Esta hormona es la responsable del subidón que se siente durante ese colocón. Una vez llega al cerebro, el THC puede provocar efectos secundarios sensoriales como calma, estado de alerta, euforia o mareo.

En dosis altas, el THC puede provocar otros efectos secundarios como ansiedad, paranoia, depresión o fatiga. También puede afectar al estado físico con una ralentización de los movimientos, inhibición del dolor, aumento del apetito o sequedad en la boca.

 

Beneficios medicinales

Como el THC es muy conocido por sus efectos psicoactivos, muchas personas no saben que también tiene beneficios terapéuticos fantásticos. Vamos a conocer algunos de ellos:

Dolor crónico

Uno de los efectos terapéuticos más populares del THC es su capacidad para aliviar el dolor. Desde el dolor neuropático crónico hasta el dolor muscular temporal, la capacidad del THC para reducir la inflamación y estimular la liberación de dopamina (como hacen los opioides) lo convierten en una sustancia muy eficaz para tratar el dolor y otros síntomas asociados.

Antiinflamatorio

La inflamación es un factor subyacente que complica o contribuye a diversas enfermedades. Por eso, el THC puede desempeñar un papel importante en el tratamiento de todas estas enfermedades. Desde trastornos neurodegenerativos como la esclerosis múltiple hasta las enfermedades autoinmunes y la depresión, esta sustancia ha demostrado su eficacia como tratamiento terapéutico.

Trastornos del estado de ánimo

El THC no solo puede ayudar a las personas que tienen TEPT a procesar y olvidar asociaciones de memoria traumática, sino que también tiene efectos a corto plazo que ayudan a mejorar los trastornos del estado de ánimo como la ansiedad y la depresión.

Trastornos digestivos

Incluso la FDA ha reconocido la capacidad del THC para reducir las náuseas y aliviar el dolor y otros síntomas que están relacionados con las molestias gastrointestinales. Gracias a los receptores que se encuentran en el tracto digestivo, el THC puede ayudar a las personas que sufren enfermedades graves del tracto gastrointestinal, como el síndrome del intestino irritable (SII) o la enfermedad de Crohn.

 

Formas comunes de consumo

No solo es importante saber qué es el THC, sino que también es necesario conocer cómo se puede consumir. Hay varias maneras de consumir cannabis en estos días. Estos son los métodos más habituales de consumo:

  • Fumar. Hay muchas maneras de inhalar cannabis. Fumar es la forma más habitual de consumo de hierba, y es la forma más rápida de obtener una dosis de THC.
  • Vapear. El vapeo se está convirtiendo en una tendencia en las comunidades de cannabis preocupadas por la salud. Los dispositivos de vapeo calientan los cannabinoides a una temperatura lo suficientemente alta para liberar los efectos psicoactivos del THC, pero lo suficientemente baja para no eliminar las toxinas perjudiciales asociadas con la combustión.
  • Comestibles. Como ya sabrás, comer marihuana produce un colocón más largo y más fuerte que vapear o fumar, pero ¿por qué? La hierba, cuando se come, se metaboliza a través del hígado, por lo que el THC se convierte en 11-hidroxi-THC que pasa con más rapidez a la sangre. Por eso, el efecto psicoactivo es más intenso que con la inhalación.

La legalidad del THC

Actualmente, tanto el THC como el cannabis en general son sustancias prohibidas en casi todos los países del mundo. En algunos estados de EE. UU. es legal para uso medicinal. Recreativamente, es legal en nueve estados y en Washington DC.

Lo bueno es que los estudios más recientes animan a que la legalización empiece a considerarse en otros estados y países gracias al descubrimiento de los importantes beneficios terapéuticos que puede aportar. De hecho, según un informe publicado por el Departamento de Salud del Estado de Nueva York, “los efectos positivos de un mercado regulado de marihuana superan los posibles impactos negativos”.

Sin embargo, el THC sigue siendo un tema candente con sus defensores y detractores. No está claro cuánto tiempo pasará hasta que el cannabis, y más específicamente el THC, será legal en nuestro país.

 

Reflexión final

La mayoría de la gente sabe que el THC es la sustancia principal de casi cualquier variedad de marihuana, pero mucha gente no realmente qué es y qué efectos provoca. Mientras que algunas personas se niegan a creer que pueda tener beneficios para la salud, otros no dudan de ello en absoluto.

A medida que el THC se convierte en un miembro cada vez más aceptado en el campo de la medicina, nuevos estudios siguen demostrando beneficios sorprendentes de esta sustancia. Seguiremos atentos a las investigaciones y los avances para conocer en profundidad los efectos de esta sustancia.