• Home
  •  / 
  • Blog
  •  / 
  • Comestibles con CBD y aceite de CBD: ¿cuál es la diferencia?

Comestibles con CBD y aceite de CBD: ¿cuál es la diferencia?

Luis Prieto Escrito por Luis Prieto
febrero 1, 2019

Es posible que últimamente hayas oído hablar del CBD. Este cannabinoide se está abriendo paso en el mercado a pasos agigantados y cada vez cuenta con más adeptos, que confían en esta sustancia para mejorar su salud y bienestar general. El mercado de los productos con CBD está creciendo muy rápido y ya los puedes encontrar en herboristerías, parafarmacias o a través de internet. Cada vez existen más fabricantes de diferentes productos de CBD, incluyendo comestibles con CBD, que intentan llegar a una mayor audiencia.

Con la gran variedad de productos con CBD que hay disponibles, quizá no sepas bien qué elegir. Existen aceites, líquidos para vapear, concentrados, comestibles… puede resultar difícil decidir por dónde empezar. Para facilitar tu decisión, te traemos esta guía con todo lo que necesitas saber sobre el aceite de CBD y los comestibles con CBD. Así podrás tomar la decisión más acertada entre las opciones más habituales. Pero primero vamos a explicar qué es el CBD.

¿Qué es el CBD?

El cannabidiol, más conocido como CBD, es una de las numerosas sustancias presentes en la planta de cannabis, que se conocen en conjunto como cannabinoides. La que más fama tiene, para bien o para mal, es el THC. Este cannabinoide es conocido por los efectos psicoactivos e intoxicantes que «colocan» al que lo consume.

Pero el CBD no se comporta de la misma forma que el THC y tampoco provoca los mismos efectos en el cuerpo. El CBD no es intoxicante, así que su consumo es seguro y el usuario no siente ninguna alteración. Mucha gente está empezando a utilizar el CBD como suplemento para la salud, ya que se cree que ayuda al cuerpo a mantener la homeostasis y a mejorar el bienestar general.

El CBD es una sustancia legal en España, por eso cada vez se comercializan más productos con CBD. Quizá resulte confuso afirmar que el aceite de CBD es un producto legal, porque no es totalmente correcto dicho de esa forma. El aceite de CBD es legal siempre que proceda de cáñamo industrial (nunca de marihuana) y que contenga menos del 0,02% de THC. Estas normativas permiten garantizar la seguridad de los consumidores, así que es aconsejable comprar estos productos de fabricantes europeos y evitar las empresas de EE. UU. que producen aceites ricos en THC, porque seguramente serán confiscados en la aduana.

Además de aceites de CBD, existen muchos otros productos a la venta en el mercado. Otra opción muy popular son los comestibles con CBD. Vamos a contarte cuáles son las ventajas y desventajas de cada opción.

Aceite de CBD: ¿qué es?

El aceite de CBD es el suplemento más popular y también el pionero entre todos estos productos. Los aceites están compuestos por CBD extraído del cáñamo y suspendido en aceite, que suele ser de semillas de cáñamo o de coco. Normalmente los fabricantes extraen varios cannabinoisdes y terpenos de la planta, todos ellos legales, para suspenderlos en el aceite elegido. Parece que esta opción es más beneficiosa para la salud que el consumo de CBD aislado.

Los aceites de CBD están disponibles en diferentes intensidades para que los consumidores puedan elegir la potencia que deseen. La cantidad de CBD en cada bote se especifica en el envase, y normalmente también se aclara cuántas gotas contiene cada unidad (para poder calcular cuántos miligramos de CBD hay en cada gota) o de cuántos miligramos consta cada gota. La mayoría de los productos incluye una pipeta para que la dosificación sea más fácil.

Tomar aceites de CBD es muy sencillo. Solo tienes que poner el número de gotas necesario debajo de la lengua y mantenerlo durante un máximo de 90 segundos antes de tragarlo. Al parecer, el CBD se absorbe muy rápidamente cuando se consume de forma sublingual, así que se trata de un método muy efectivo, aunque es cierto que a muchos consumidores no les termina de gustar el sabor del aceite de CBD porque tiene un gusto muy terroso e intenso.

Pese a que es posible acostumbrarse al sabor del aceite de CBD, no es necesario ingerirlo de forma sublingual. También puedes poner unas gotas en el café o en el té del desayuno o mezclarlo con una sopa. En breve comentaremos las opciones de los comestibles con CBD.

Ventajas del aceite de CBD:

  • El aceite de CBD es fácil de ingerir. Se puede incluir fácilmente en la rutina diaria.
  • Con este método, el CBD se absorbe rápidamente y por tanto es más probable aprovechar los beneficios de esta sustancia.
  • Como se puede comprar el aceite de CBD de diferentes intensidades, puedes elegir el que más te convenga.
  • La dosificación es muy sencilla porque sabes exactamente cuánto CBD hay en cada gota.

Desventajas del aceite de CBD:

  • Se suele decir que el sabor del aceite de CBD no es muy agradable, así que quizá no sea algo de lo que disfrutes demasiado, si bien es cierto que el sabor se puede eliminar tomando un vaso de agua un par de minutos después.
  • Si el aceite está suspendido en aceite de coco, estarás consumiendo grasas saturadas a diario. Los expertos aún no están seguros sobre si el contenido de grasas saturadas del aceite de coco puede resultar perjudicial para la salud.

Comestibles con CBD: ¿qué son?

En el mundo de la marihuana un comestible es cualquier producto que contiene cannabis y que se puede comer. Este término se ha trasladado al campo del CBD, así que básicamente hace referencia a los alimentos a los que se les ha añadido CBD.

Lo bueno de los comestibles es que existe una gran variedad. Los dulces que se venden a través de internet son muy populares entre los consumidores. Puedes encontrar todo tipo de antojos, incluyendo nubes con CBD y chocolate con CBD, aunque lo que más se vende son los ositos de gominola con CBD.

Puedes hacer tus propios comestibles con CBD en casa y se lo puedes añadir a prácticamente cualquier cosa. Hacer bebidas con aceite de CBD es muy sencillo, y en cuanto aprendas a hacer mantequilla con CBD podrás hacer bizcochos o cocinar con ella. Puedes añadir unas gotas de aceite de CBD a cualquier comida, y la gran ventaja es que resulta muy sencillo calcular la dosis.

Cuando compras comestibles por internet normalmente el fabricante aclara la cantidad de CBD que contiene cada unidad. Por ejemplo, puedes comprar un envase con 50 ositos de gominola y cada osito contiene 10 mg. de CBD. En el caso del chocolate, se suele especificar cuánto CBD contiene cada onza. Así siempre sabrás cuánto CBD estás tomando.

El problema suele estar en que, aunque sepas cuánto CBD contiene cada dulce, puede ser difícil dejar de comerlos porque están muy buenos.

Otra desventaja es que el CBD no se absorbe de la misma forma cuando se digiere, porque tarda más en pasar a la corriente sanguínea y puede incluso que el cuerpo no absorba todo el CBD que has tomado, así que no es tan efectivo como la ingesta sublingual.

Aunque es difícil hacer una lista de ventajas y desventajas de los comestibles con CBD por la gran diversidad que hay en el mercado, vamos a intentar resumir las más generales.

Ventajas de los comestibles con CBD:

  • Los comestibles con CBD están muy buenos. Como puedes añadirlo a cualquier receta, seguro que das con alguna que te guste.
  • Es una forma creativa de tomar CBD, sobre todo si haces tú la receta.
  • Si compras comestibles con CBD por internet, sabrás fácilmente cuánto CBD ingieres con cada dulce, así que es fácil conocer las dosis.

Desventajas de los comestibles con CBD:

  • El CBD tarda más en pasar a la corriente sanguínea cuando se digiere y es posible que no se absorba la cantidad total, así que es menos efectivo.
  • Si te encantan las gominolas, seguramente no sea una buena idea comprar un tubo de ositos de gominola con CBD o te los podrás comer de una sentada.
  • Hacer recetas con CBD puede ser divertido, pero la dosificación no es muy precisa y es casi imposible saber cuánto CBD estás tomando.
  • Comprar comestibles con CBD puede ser muy caro.

Reflexión final: ¿qué producto debería usar?

Tanto los aceites con CBD como los comestibles con CBD tienen sus ventajas y desventajas. No podemos decirte cuál es mejor porque se trata de una preferencia personal, aunque sí que recomendamos que los principiantes comiencen con los aceites de CBD porque así podrán elegir la intensidad hasta encontrar la más adecuada. Si te gusta que el CBD forme parte de tu rutina, puedes probar intensidades superiores y quizá comestibles con más potencia.

Esta guía está pensada para aclarar las diferencias entre ambos productos y que así puedas tomar una decisión informada. ¡Quizá acabes decidiendo probar los dos!