• Home
  •  / 
  • Blog
  •  / 
  • 5 beneficios del cáñamo para la salud

5 beneficios del cáñamo para la salud

Luis Prieto Escrito por Luis Prieto
febrero 1, 2019

El cáñamo es una variedad de la planta Cannabis sativa. Como el cannabis es tan popular, el cáñamo y su sorprendente valor nutricional suelen subestimarse. Por su parecido con la planta de marihuana, a menudo se ignoran los enormes beneficios del cáñamo para la salud.

Una aclaración rápida: no son iguales. Aunque ambas plantas son variedades del cannabis, la marihuana es la única que se usa con fines recreativos por su alto contenido en tetrahidrocannabinol o THC, una sustancia con propiedades psicoactivas que provoca esa sensación de alteración en los consumidores. El cáñamo, por el contrario, cuenta con menos de un 0,3% de THC, y muchos productos derivados de esta planta contienen cantidades insignificantes de esta sustancia. En otras palabras, el cáñamo y los productos derivados de este no te van a colocar.

Por eso creemos que se deben dar a conocer los increíbles beneficios nutricionales que puede aportar el cáñamo. Te presentamos cinco de las principales ventajas que puede aportar el consumo de esta planta.

1. Las semillas de cáñamo pueden reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares

Las semillas del cáñamo se pueden comprar en muchas tiendas de dietética y herboristerías. Son conocidas por su elevado valor nutricional. Algunos incluso afirman que se trata de un superalimento.

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en todo el mundo. Esta preocupante estadística está dando lugar al lanzamiento de campañas para promover una vida activa y un peso saludable, pero los problemas de corazón también pueden estar causados por factores genéticos o relacionados con el estilo de vida.

Las semillas de cáñamo contienen una gran cantidad de aminoácidos, incluyendo arginina, que produce óxido nítrico en el cuerpo. El óxido nítrico es un gas que hace que los vasos sanguíneos se dilaten para permitir que la presión sanguínea se mantenga baja. Una presión sanguínea elevada se suele asociar a infartos, por eso es tan importante que esté bajo control.

En un estudio de la Fundación Clínica Cleveland el aumento en la ingesta de arginina se relacionó con una disminución en los niveles de proteína C reactiva (PCR). La PCR es un marcador inflamatorio que a menudo se asocia a problemas de corazón. El estudio se realizó en más de 13000 personas.

Pero eso no es todo. Las semillas de cáñamo también contienen ácido gamma-linolénico (GLA), que también se asocia a la reducción de la inflamación. Esto te puede ayudar a evitar infartos y otros problemas cardiovasculares.

Estudios con animales han demostrado que tanto las semillas de cáñamo como el aceite de semillas de cáñamo puede reducir la presión sanguínea, ayuda a evitar la formación de coágulos de sangre y mejora la recuperación después de sufrir un infarto.

2. El cáñamo es una estupenda fuente de proteínas

La proteína del cáñamo se suele vender en el mercado como proteína de procedencia vegetal. Se parece a cualquier otro polvo de proteínas, pero está hecho con semillas de cáñamo molidas. Eso significa que la proteína de cáñamo posee todos los beneficios de las semillas de cáñamo, entre ellos ese alto contenido en proteína.

Aproximadamente el 25% de las calorías de las semillas de cáñamo proceden de las proteínas, un contenido muy alto para una proteína vegetal que se puede comparar (por peso) al vacuno o al cordero. Además, las semillas de cáñamo se pueden considerar una fuente de proteínas muy completa, algo que no sucede con otras proteínas vegetales, porque contiene todos los aminoácidos esenciales.

La proteína vegetal está ganando popularidad a medida que la gente se da cuenta de lo beneficiosas que resultan para la dieta. Eso no quiere decir que todo el mundo tenga que ser vegano. Los productos de procedencia animal también tienen beneficios nutricionales, pero las proteínas vegetales son más saludables y suponen un menor riesgo para el colesterol y para las enfermedades cardiovasculares.

3. Las semillas de cáñamo pueden ser beneficiosas para enfermedades dermatológicas

Los ácidos grasos que se encuentran en el cuerpo pueden afectar a la respuesta inmune. Se cree que esto puede estar relacionado con el equilibrio de ácidos grasos omega-6 y omega-3.

Las semillas de cáñamo contienen ambos ácidos grasos omega en una proporción aproximada de 3:1 entre omega-6 y omega-3, unos valores que se encuentran en el rango óptimo.

El aceite de semillas de cáñamo puede tener la capacidad de aliviar la piel seca, mejorar los picores y reducir la necesidad de usar medicamentos para la piel. Además, puede ser capaz de mejorar la apariencia del eccema al mejorar los niveles de ácidos grasos esenciales en la sangre.

4. La leche de cáñamo es una alternativa vegetal fantástica a la leche de vaca

Como ocurre con muchas otras plantas, del cáñamo también se puede obtener leche. Para personas intolerantes a la lactosa y para veganos, las leches vegetales y de frutos secos son muy importantes.

El cáñamo contiene calcio, como la leche de procedencia animal. Un solo vaso contiene la mitad de la cantidad diaria de calcio que necesita un adulto. También contiene fósforo, necesario para la salud ósea. Su contenido en magnesio tampoco es despreciable, ya que contribuye a mantener unos huesos sanos, al transporte correcto del calcio y a tener un corazón sano. También ayuda a los músculos y a los nervios, así que no se debe subestimar esta opción entre las leches vegetales.

La leche de cáñamo también contiene vitaminas B y D. Una taza de leche de cáñamo proporciona la cuarta parte de la vitamina B12 que se necesita cada día, una vitamina importante que ayuda a crear glóbulos.

5. El cáñamo puede ayudar a la digestión

Las semillas de cáñamo enteras contienen mucha fibra, de la cual un 20% es soluble y un 80% indisoluble. Ambos tipos de fibra son importantes.

La fibra soluble forma una sustancia gelatinosa en el estómago. Proporciona valiosos nutrientes para las bacterias digestivas (eso sí, bacterias saludables) que ayudan a tener el sistema digestivo en buena forma. Además, esta sustancia también puede reducir el riesgo de aumento de los niveles de colesterol y de azúcar en sangre.

La fibra indisoluble aporta masa a la materia fecal, lo que ayuda a que los desechos pasen por los intestinos fácilmente. Una ingesta elevada de fibra indisoluble también se ha relacionado con una reducción del riesgo de padecer diabetes.

Debes tener en cuenta que los corazones de cáñamo no cuentan con esta propiedad, porque el alto contenido en fibra se encuentra en la corteza de la semilla de cáñamo, así que los corazones de cáñamo (semillas sin cáscara) no proporcionan estos nutrientes.

Reflexión final sobre los beneficios del cáñamo

El cáñamo es una planta muy versátil. No solo se puede usar en construcción, en la industria textil o en agricultura, sino que además es un alimento muy nutritivo. Las semillas en particular son una fuente fantástica de sustancias necesarias para la dieta, incluyendo ácidos grasos esenciales, aminoácidos y proteínas. La leche de cáñamo también aporta grandes beneficios, suponiendo una alternativa estupenda a la leche de vaca.

Sin duda, es buena idea incluir el cáñamo en la dieta. Esperamos que pronto se deje de asociar con la imagen negativa de la marihuana y que se abra paso como superalimento.